Serpens-south

La región de formación estelar, Serpens-sur, observada en el infrarrojo por el Telescopio Espacial Spitzer (imagen de fondo), y con el GTM a 1.1 mm con la cámara de continuo AzTEC. Los contornos azules sobre el mapa de AzTEC corresponden a las observaciones de SHARC-II a350 micras (Dunham M. et al. en prep.).

Ciencia con el GTM

Algunos de los principales objetivos de la astronomía moderna son entender la evolución de las estructuras, desde las fluctuaciones primarias del fondo cósmico de microondas hasta la distribución y morfología de las galaxias en el universo local, así como los procesos físicos y eficiencias de formación estelar en las distintas épocas cosmológicas. Las observaciones en longitudes de onda milimétricas ofrecen una oportunidad única para estudiar los ambientes más fríos, densos y obscuros en el Universo, los cuales a su vez suelen ser las regiones donde se origina la formación de estructuras.

Las capacidades sin precedente del GTM proveen una excelente sensibilidad para la detección de fuentes puntuales y de emisión superficial débil, debido principalmente a sus ~2000 m2 de área colectora, la alta precisión de su superficie, y la calidad del cielo en Sierra Negra para observaciones astronómicas a longitudes de onda milimétricas. El GTM está complementado por un conjunto de instrumentos heterodinos y de continuo de última generación que permitirán trazar la evolución de las estructuras en una amplia variedad de escalas físicas y a través de la historia completa del Universo.

En el libro del GTM se pueden encontrar discusiones detalladas sobre el potencial científico del GTM.